Para Krugman en España tienen que bajar los precios y sueldos.

El premio noble de economía, Paul Krugman, aseguró en Sevilla que la salida de la crisis para España sería extremadamente dolorosa y se tendría que producir una deflación relativa del 15%, dicho de otra manera los precios de España tienen que bajar un 15%  de manera relativa a nuestros competidores europeos.

Si miramos los datos del Banco Central Europeo podemos sacar los datos históricos de aumentos de precios desde la última devaluación de la peseta (1995) y calcular los aumentos del nivel de precios respecto a nuestros socios europeos.

La diferencia de precios vs Alemania se sitúa en un 20.75%, si lo miramos respecto a Francia este diferencial de precios sería de un 17.29% y si finalmente lo calculamos con la Unión Europea el diferencial lo tenemos en un 13.06%. Que Krugman hable de un 15% me parece incluso algo corto porque no sólo estaría el nivel de precios si no también la productividad relativa que sin lugar a “dudas” sería negativa para España. Aceptamos 15% aunque la lógica sería hablar de un 20% más que de ese 15%.

Paul Krugman, aunque no conozca demasiado de la economía Española tiene claro que este diferencial de precios a corto o a medio plazo se tiene que solucionar y sin tener la posibilidad de realizar devaluaciones solo queda, que los precios Españoles crezcan por debajo de los precios Europeos y de ahí la declaración de que tienen que bajar los precios  y los sueldos como componente de los precios.

El problema va a venir si en nuestros socios europeos, el nivel de precios sube poco o muy poco, provocando que España entre en un proceso deflacionario en toda regla y con los problemas que conlleva este proceso. (Reducción del consumo, inversiones etc.…)

Cuando Krugman, habla de un proceso doloroso, nos habla de que con suerte se dé algo de inflación en la UE y con suerte nosotros no tengamos inflación. Y cuando nos habla de un proceso “extremadamente doloroso” se refiere  a que España entre en un proceso deflacionario puro y duro. Krugman se refiere a esta situación de manera contundente “Si la economía europea experimenta deflación habría que reducir salarios y precios aún más de ese 15%, algo que no ha ocurrido en ningún país desde la Gran Depresión”.

Conclusión. Con suerte 5 años de recesión económica, con mala suerte una depresión que dure 7 años. ¿Feliz 2013 o Feliz 2015?

Leave a Comment