¿El empleo? L por supuesto.

En económia a la hora de hablar del factor trabajo/empleo se suele denotar con la letra L, a su vez muchos economistas están hablando de cómo será la salida de la crisis que si en V, que si en U , ó  que si en L.
Si habláramos de económia y no pensáramos que detrás hay personas , hasta el jueguecito de cómo se va a salir de la crisis me parecería divertido… Pero la realidad es que detrás de la económia están las personas y con ellas el punto importante EL TRABAJO. Por mucho que lea periódicos no conozco a ningún PIB, pero si me hablan de personas que están el paro desgraciadamente conozco a muchos.

Desde el punto de vista del empleo (L), nuestra crisis es claramente de L…. El empleo no hace más que caer y la recuperación va a tardar mucho tiempo en producirse. Algunos economistas hablan que hace falta un crecimiento del PIB de 2 puntos para que se cree empleo y eso, va a tardar muuuucho tiempo. Pero, ¿Qué pasa?, ¿Qué hacen los agentes sociales aparte de comer mariscadas? ¿Quién tiene razón?
Hoy por hoy, el coste del despido es uno de  los mayores problemas que tenemos, pero, ¿ Es para tanto? ¿Quién tiene razón?

1.    Los sindicatos tienen razón respecto a que si no habrían existido unos “fuertes” costes de despido la tasa de paro actual habría sido mucho mayor y a su vez se habrían producido unas fuertes deslocalizaciones industriales. CIERTO, pero se callan al no decir que  la presencia de los costes de despido  va a FRENAR las posibilidades de recuperación del empleo. Tienen que ser conscientes que en un punto determinado tiene que finalizar la dualidad del mercado de trabajo con indefinidos y con temporales. Si no hubiera habido unos “fuertes” costes de despido  posiblemente la caída habría sido muy rápida, pero, a su vez la recuperación también  habría sido muy rápida, es decir en V.

2.    La patronal y con ella muchos empresarios  están viviendo en sus propias carnes el coste de los despidos del personal indefinido  y como en algunos casos puede que esté llevando al cierre a muchas empresas. Muchos empresarios están hablando de Nunca Más y que,  antes de volver a realizar contrataciones,  subcontratarán, externalizarán o  directamente preferirán no coger más trabajos que les obligue a aumentar el personal. Este puede ser un PROBLEMON para la económia ya que si el empresariado no arriesga, aquí no arriesga nadie, y si, en la conciencia de los empresarios se inculca que el despido es muy caro, pocas empresas contratarán, por mucho que,  en la realidad no sea tan “caro”. Estamos hablando de un componente económico pero, también de un componente psicológico.

3.    El gobierno. Es lógico que busque que la mayor parte de la sociedad  tenga un puesto indefinido, es algo bueno para el estado, por eso, que el gobierno se alineé con los planteamientos de los sindicatos es normal. Pero,  si yo fuera  el gobierno estaría  MUY PREOCUPADO porque a pesar de ofrecer en la actualidad un plan por el que las empresas si contratan a personal cobrando prestaciones de desempleo  reciben una bonificación de un 23.60% de las contingencias comunes (3 años), las empresas apenas contratan. Si pensamos que para una empresa  el coste del despido es del  12.32% (45/365=12.32%), y por otro lado te ahorras un 23.60%, no contratar a una persona con carácter indefinido ES ABSURDO… pero, la realidad es tozuda,  las empresas no contratan, ni temporales, ni indefinidos ni nada.

Los agentes sociales tienen que pensar muy seriamente lo que está pasando y, que,  en el momento  que remita la crisis económica será el momento de plantear cambios estructurales del mercado de trabajo, porque sino el empleo tendrá un encefalograma plano durante muchos años.
Si las empresas ,que son las que  contratan a las personas , cogen miedo a los costes del despido no habrá recuperación del empleo durante años.

2 thoughts on “¿El empleo? L por supuesto.”

  1. Señor Paunero, me ha gustado el artículo en general pero discrepo con usted de forma radical en el primer punto.

    Si no hubiesen existido unos altos costes de despido, quizá algunas empresas no habrían tenido que cerrar y despedir a a toda su plantilla. Estas hubiesen podido deshacerse de aquellos trabajadores que le “sobrasen” y el resto hubiese podido conservar su empleo.

    Además, como bien afirma usted más adelante, si no existiesen costes por despido, los empresarios no se mostrarían temerosos de contratar tantos empleados como necesitasen, pero es una lástima la situación del mercado laboral español, no lo cree?

  2. @gruspil.
    Yo, más que una pena lo llamaría una vergüenza :(, sobre el primer punto.
    – Tiene razón que en determinadas empresas podría suceder, sobre todo porque existe una crisis crediticia muy fuerte en PYMES. Digamos , si el banco facilita la financiación para despedir al personal que “sobra” ,el resto podría conservar el empleo. El problema es que al empresario no le dan dinero salvo que hipoteque todo lo que tiene y parte de lo de sus hijos… ante eso chapar. Conozco una situación en la que los trabajadores “prestarón” a la empresa dinero para despedir a trabajadores. La solución me parecía surrealista, pero, siguen funcionando. Si, el ICO tuviera una linea de créditos para “despidos” estoy seguro que no habrían existido tanta destrucción de empleo… Pero, vete tu y dile al gobierno que cree esa linea de credito…

    – Hay casos, como por ejemplo bancos en los que el coste con complementos de bancarios puede llegar a el doble ó el triple que “comerciales” prácticamente salidos de la universidad.Si no hubiese costes de despido muchas empresas se habrían zampado a mucho personal. ¿Que se tendría que pagar por el trabajo que se hace en ese momento?, pero, la realidad es que no.

    Creo que es importante diferenciar entre pyme//empresarios y grandes empresas

Leave a Comment