Trucos de una empresa que debiera pagar 33 días para pagar 20 días.

La actual legislación laboral marca que ante un despido improcedente se debe pagar 33 días por año trabajado y con un  máximo de dos años de sueldo y, por otro lado ante unas situaciones complicadas de la empresa este despido sea de 20 días por año trabajo con un  máximo de una anualidad.

Al final como todo, hay empresarios que van a pagar 33 cuando debieran pagar 20 y otros que debiendo pagar 33 van a hacer todo lo posible para pagar 20. La  actual reforma es de tal calado que los 20 días se puedan generalizar en casi todas las empresas, salvo que a los jueces les dejen intervenir.  Hay empresas que se aprovechan de la legislación, como hay trabajadores que se aprovechan igualmente de la legislación, para todos aquí os dejo una serie de trucos que pueden utilizar las empresas para pagar 20 días cuando debieran pagar 33.

 

1.  No facturar. Según lo acordado por ley una empresa en la que la baje la facturación durante 9 meses (3 trimestres) puede despedir con 20 días. Simplemente con que la empresa “se olvide” de facturar a unos clientes durante una temporada la facturación bajaría. Conclusión 20 días.

2  Realizar cierres patronales, la empresa tiene que remunerar a los trabajadores (gasto), pero no tiene ingresos (la empresa está cerrada),  es decir a la empresa le baja la facturación y consigue unas bonitas pérdidas. Conclusión 20 días.

3 Jugar con la contabilidad, sobre todo con provisiones y amortizaciones. Es relativamente fácil dar de baja inmovilizados que directamente vayan a pérdidas, tener pérdidas puede ser sencillo. Conclusión 20 días.

4 Obligarte a cambiarte de localidad abriendo centros de trabajo en otra ciudad, cuánto más lejos mejor. Conclusión 20 días.

5. Cambiarte los horarios de manera unilateral, cuanto más raros mejor y claro está si tienes un hijo la posibilidad de no conciliar mejora.  Conclusión 20 días.

6. Planificación de los beneficios/perdidas.  Se pueden en cierta manera diferir beneficios / perdidas a otros ejercicios, y en el ejercicio que te interese aflorar todas las pérdidas.  Conclusión 20 días.

Entiendo que algo hay que hacer, pero,  se tiene que hacer algo para evitar que muchas empresas se aprovechen de la situación. Algo tan tonto indemnizar a la persona con 20 días y si la empresa se va al garete en 2 o 3 años pues ya está , pero si la empresa sigue funcionando al cabo de unos años que pague la verdadera indemnización que le habría correspondido al trabajador.

Leave a Comment